lunes, 15 de junio de 2009

Fired Up

La comedia juvenil me ha decepcionado bastante en tiempos recientes, gracias a la multitud de insoportables bodrios directos a DVD que casi han extinguido mi gusto por este menospreciado género. Pero Fired Up llamó mi atención por no caer en el fácil humor escatológico de esas cintas; y aunque se ampara en la vieja fórmula de "patanes en busca de sexo", emplea un contexto y desarrollo suficientemente distintos para separarla de los baratos clones de American Pie que buscan ocupar el nicho creado por clásicas cintas de mayor ingenio e inteligencia, desde Clueless y Weird Science hasta Can' Hardly Wait. Y cuando sugiero que Weird Science es comparativamente inteligente, se darán cuenta del profundo abismo en el que ha caído el género. Fired Up no logra rescatarlo, pero al menos ofrece esperanza sobre su futura supervivencia.

La historia se centra en Shawn (Nicholas D'Agosto) y Nick (Eric Christian Olsen), un par de hábiles pero apáticos futbolistas que sólo buscan destacar en el deporte para atraer y seducir a todas las chicas de su escuela. Pero cuando se enteran de la existencia de un curso al que asisten cientos de animadoras para pulir sus rutinas, los pícaros jóvenes deciden abandonar el fútbol e integrarse al escuadrón femenil, lo cual les permitirá pasar varias semanas rodeados de mujeres con muy poca competencia masculina. Sin embargo, sus sexistas propósitos empiezan a cambiar cuando experimentan la camaradería y satisfacción de ayudar a sus compañeras... ¿será posible que estos rijosos muchachos aprendan una lección que no esperaban?

Como podemos suponer, los aspectos técnicos de Fired Up muestran profesionalismo, pero no excesiva creatividad. Lo mismo aplica a las actuaciones, aunque el entusiasmo del elenco disculpa su apenas funcional talento. Por su parte, el director mantiene un ágil ritmo, derrochando energía en cada escena y compensando adecuadamente su falta de genuina visión (un par de transiciones interesantes no bastan para dar identidad visual a la película). Por suerte el guión de Freedom Jones y Will Gluck sale al rescate con simpáticas situaciones que de algún modo concilian el obvio mensaje de igualdad y tolerancia que propone la película, con su más inmediata función de lucir guapas animadoras en breves atuendos. Los personajes son uniformemente graciosos (aunque irritantes) y sus chispeantes diálogos navegan las peligrosas aguas del post-modernismo, con abundantes referencias que serían insufribles si no fueran tan acertadas en su análisis de la diferencia entre los sexos, la amistad y desde luego la cultura popular contemporánea (no podía faltar una mención del ex-porrista George W. Bush). El co-escritor Will Gluck también dirigió la cinta, y podremos apreciar más su casual estilo si contemplamos su trabajó como guionista de Grosse Pointe y The Loop, dos excelentes series televisivas que lamentablemente no tuvieron gran fama, aunque han ganado estatus de culto desde su lanzamiento en DVD. Sus premisas fueron totalmente distintas a la de Fired Up, pero sirven como claro precedente del irreverente humor y locuaces personajes que adornan la trama.

Fired Up no busca reemplazar a la genial Bring It On como el máximo estándar contra el que es inevitable comparar toda película sobre animadoras (incluso le rinde tributo en una muy divertida escena). Simplemente busca hacernos reír con una perspectiva distinta, igualmente válida y graciosa, de un intenso deporte cuya dificultad y disciplina se ven casi siempre opacadas por los más obvios atributos de sus practicantes. Y para quien sólo esté interesado en esos atributos, baste decir que la escena con cientos de guapas chicas haciendo sugestivos ejercicios bastará para borrar de la memoria las más explícitas pero menos interesantes obras de “cheerploitation” tan populares en los setentas. Entonces puedo recomendar Fired Up para quienes busquen una comedia juvenil que fundamente sus risas en el ingenio de sus personajes, y no en la cantidad de fluidos corporales que puedan emitir, vomitar o ingerir. Tan sólo por eso resulta mejor que casi todas las que he visto en los últimos cinco años, y sólo queda esperar que su existencia inspire otras obras de igual o superior humor... en vez de mediocres imitadoras de nula calidad. Tres hurras por que así sea.
Calificación: 8

9 comentarios:

Diego M. dijo...

Fired Up me gustó mucho, me hizo reir en casi toda la pelicula y pase 90 minutos de entretenimiento constante. Agradezco que no haya sido una de esas irritantes comedias juveniles que imitan hasta el cansancio a American Pie y sus extensas secuelas.

Creo que a la mayoría de los que gusten de este tipo de peliculas agradeceran que Fired Up mantenga el espíritu adolescente en un dúo protagonico muy gracioso aunque no por ello irritante.

Saludos =)

Lordc dijo...

Yo pienso que mientras la pelicula no sea con el tema de "caca-culo-pedo-pis", es divertida.

Desafortunadamente la mayoria de las comedias "juveniles" de USA asi se basan. Da gusto que por lo menos hay gente que no basa sus libretos en esa rama.

Ademas la comedia gringa no es tan mala siempre y cuando no sea vulgar.

Me gusta la pelicula "Triunfos Robados", (o gran gusto culpable) y parece que esta si le hace justicia al genero de las porristas

Pablo del Moral dijo...

Diego M.: Me da gusto que concidan nuestras opiniones sobre Fired Up. Ojalá más gente descubra esta divertida película. Saludos!

Lordc: Pues aunque podrías considerar vulgares los diálogos de Fired Up, creo que no hay una sola instancia de ese asqueroso humor que parece ser tan popular (creo que Bring It On tiene más chistes de ese tipo!). Ojalá no te decepcione si decides verla. Un saludo y suerte!

René dijo...

¡¡¡¿¿¿Keanu Reeves va a interpretar a Spike Spiegel en la pelicula live action de Cowboy Bebop de 2011???!!!

Keanu ya está algo mayor para el papel (45 años, en el anime Spike tiene 27)... y le falta expresividad, claro.

Se que está fuera de lugar, pero necesitaba desahogarme.

Pablo, ¿Cuál sería tu escogencia idónea?

Yo preferiría un actor poco conocido con la edad adecuada y las habilidades físicas requeridas.
Alguien que recuerde a Clint Eastwood en sus treinta.

Me imagino que los seguidores del comic Constantine habrán sentido algo similar.

Saludos

Pablo del Moral dijo...

René: Mis disculpas si esto te ofende, pero creo que Keanu Reeves no es tan mala elección para interpretar a ese personaje. Cierto, la edad no coincide, pero el lacónico Spike, con su impasible rostro y su cabello negro no es muy distinto a Reeves en casi todas sus actuaciones. Acepto que probablemente fracasará en las escenas más emocionales, pero por otro lado Spike no es exactamente sentimental, de modo que hay cierta semejanza entre sus "personalidades". Habiendo dicho eso, admito que debe haber mejores actores para ese papel. Entre los que preferiría ver está Chris Evans (es más conocido por su papel de Johnny Storm en las películas de Los Cuatro Fantásticos, pero también ha hecho cosas buenas en obras como Push y Sunshine); y tal vez ya está demasiado grande, pero me agrada Jeffrey Donovan, del programa Burn Notice. Sin embargo, dada la procedencia asiática de Cowboy BeBop, preferiría algún joven actor japonés con talento probado en el cine de acción, como Nicholas Tse o Shawn Yue. Creo que en Japón se les considera simples ídolos juveniles, pero me han parecido creíbles en las peliculas que he visto con ellos. En fin, ya veremos cómo se desarrolla el asunto. Muchos saludos y gracias!

blackyman dijo...

acabo de verla por Televisión, graciosísima la secuencia homenaje a "bring it on", es más, como no ví los créditos iniciales, la busque como secuela de "Triunfos robados" y en que va lo Cowboy beebop???

Pablo del Moral dijo...

Blackyman: Uf... ¡ya quisieran las secuelas de Bring It On ser tan buenas como Fired Up! ;-) En cuanto a la versión "live action" de Cowboy Bebop, según Wikipedia sigue atorada en el proceso de desarrollo. La última noticia (hasta donde pude determinar) es que los productores solicitaron una nueva versión del libreto para reducir el presupuesto de la cinta. En lo personal, prefiero que se quede así la cosa. Un abrazo y feliz fin de semana!

blackyman dijo...

Excelente noticia, que cambien el libreto y que ya no sea un vaquero espacial, que sea ambientada en el lejano oeste y que la protagonice Shia Lebouf......
no mentira, que se quede en anime

Pablo del Moral dijo...

Blackyman: Je, je... serías buen ejecutivo de Hollywood ;-) Sí, yo también prefiero que se quede en su estado actual. Ojalá hubiera más episodios, pero ni hablar... "de lo bueno, poco". Saludos y feliz semana!